Eterno y fugaz lunes

12032018

Durante mi clase de yoga no dejaba de pensar en cosas que tenía pendientes como sentarme aquí a escribir. Iban y venían por mi mente pensamientos y me sentía incapaz de controlarlos. Me imaginaba en otros lugares y tiempos haciendo tareas de muy diversa índole. Que rotunda suena esta expresión. Tan rotundo como el problema. Continuar leyendo “Eterno y fugaz lunes”

ciento noventa y tres

Tenía un león sobre la cabeza. Lo paseaba de aquí para allá, de allá para aquí con la nuca alta y la mirada altiva. Lo paseaba como quien pasea un tocado de plumas de avestruz. Con una elegancia de cementerio, una obsesión de matemático descifrando el sonido de la lluvia de verano. Lo paseaba como digo, con altanería, sobriedad, concentración y sin pavor. Pareciese que su cabeza y el león fuesen amantes desde antes del big bang. Caminaban unidos por un diálogo interno y en ocasiones, de un forma tan natural como bostezar, le lanzaba un trozo de carne al aire y seguía paseando.

ciento noventa y dos

estoy en la oficina. es como el tedio tras la pecera. estar aquí mirando, solo mirando, el tiempo. están colocando las mareas y yo no. bajo la ciudad duerme Umberto el día. y yo tengo ganas de sudar. aguardo la noche como las piedras y los peces. mi piel es mar y el pie derecho aún marca una canción de jazz. me he despertado fuera. firmé la paz con falso aroma de café. para no negar al espejo huí. solo quiero buscar la noche en las sombras de la luna. y resulta que ahora son dos. o una y casi una. la vida está llena de sorpresas, dicen. también dicen que es verano pero solo noto el peso del agua. intuyo el vidrio en mi cabeza.

ciento noventa y uno

Solo queremos la noche

Sin dejar rastro como La Orden de Toledo. Reflejando siluetas y cenando caracoles los movimentistas de la ciudad bailan con las sombras.

No esperan de la noche nada más allá que vivirla como venga. Calle arriba o abajo. En las puertas de los bares cerrados, en la barra del Rvbicón, en los parques luminosos, en las cuestas o en los paseos junto al mar.

Continuar leyendo “ciento noventa y uno”

Compras en Nueva York: juegos de mesa, comics, videojuegos.

En mis constantes perdidas por Nueva York; ¡Si, debéis callejear hasta morir! no importa lo que os diga el itinerario de vuestra guía, me topé con alguna tienda que merece la pena compartir por si andáis buscando juegos que aún no se han producido en España, comics, anime, productos en versión original, etc.

  • Juegos de mesa – boardgames.
    Theuncommons.
    230 Thompson Street NY, NY 10012

Continuar leyendo “Compras en Nueva York: juegos de mesa, comics, videojuegos.”