ciento noventa y dos

estoy en la oficina. es como el tedio tras la pecera. estar aquí mirando, solo mirando, el tiempo. están colocando las mareas y yo no. bajo la ciudad duerme Umberto el día. y yo tengo ganas de sudar. aguardo la noche como …

ciento noventa y uno

ciento noventa y uno

Solo queremos la noche Sin dejar rastro como La Orden de Toledo. Reflejando siluetas y cenando caracoles los movimentistas de la ciudad bailan con las sombras. No esperan de la noche nada más allá que vivirla como venga. Calle arriba …

ciento noventa

Encontré nueva york cuando no buscaba Lejos de la 5 Av. Lejos de los luminosos. La ciudad fuera de brodway y los levis baratos. La ciudad al margen de los flashes al toro dorado. La encontré lejos de su estatua. …