mi hermana intenta investigar

Mi hermana acaba de llegar  a casa. Se fue a las 8.30 a trabajar.

Lleva 13 horas fuera de casa. de esta casa que ni siquiera es su hogar.

Es duro verle llegar con su pancarta de fuga de cerebros, sus fotocopias informativas y la esperanza arrastras.

Ella trabaja duro a pesar de su futuro incierto, porque la investigación en este país es pura incertidumbre.

Es duro ver como este gobierno está forzando a mi hermana y todos los que son como ella a emigrar por la fuerza. Como los recortes imparables están destrozando nuestro futuro y los siguientes.

Mi hermana investiga, en el CIB. El CIB es el centro de investigaciones biológicas del estado. Tiene 25 años y lleva 3 ahí, buscando respuestas al cáncer.  Es difícil entrar ahí, pero casi más difícil es sobrevivir en madrid. Ni ahorra, ni gana para poder hacerlo.  A duras penas llega a fin de mes y si llega es porque compartimos piso y nuestros padres ayudan… si no de qué!

Admiro la generosidad de mi hermana y de todos los investigadores que saben que no tienen nada, pero lo dan todo. Que se esfuerzan con todas tus fuerzas por lograr cualquier mínimo detalle que signifique un atisbo de luz,  cualquier menudencia que este más cerca de la cura o del entendimiento.  Pero es tan triste que tenga que repartir fotocopias para concienciar de la importancia de la investigación… ¿concienciar a estas alturas? Es tan triste que quién debería proteger la investigación no lo haga, que no se de cuenta de la importancia y prosiga con esta linea de recortes… y peor, parece que no nos preocupa.

Mi hermana, que ha estudiado tanto, que ha luchado contra la pereza, el sol, el cansancio, la desgana. Ella que madrugaba como la que más, que sacrificó tantas horas esforzándose cada día por ser mejor, por llegar donde está, acaba de llegar con sus fotocopias. Ella que estudiaba y estudiaba sin parar para llegar a ser investigadora…Investigadora… hay que estar muy loco para querer investigar en este país. Para renunciar a tantas cosas por este país que ni te reconoce ni te recompensa y que en cuanto puede te invita a marcharte sin darse cuenta de todo lo que pierde y lo poco que gana. Hay que estar muy loco para querer ser investigador en España. De verdad, muy loco.  (Doy gracias de que exista tanto talento con vocación.)

Mi hermana tuvo que elegir entre dedicarse a la investigación o buscar un trabajo más cómodo, más valorado y mejor pagado. Y apartó su seguridad por todos. Porque investigar es para todos.Y ahora tiene que luchar contra quién debería ser su máximo aliado.  Ahora se ve obligada a llevar pancartas con dibujos de cerebros en fuga, cerebros a los que nos les quedan más opciones que protestar o huir. Esa es la triste suerte del investigador que apuesta por este país.  Ser investigador en españa es compaginar tu trabajo, sin pizca de reconocimiento, con la batalla contra un gobierno que debería ser el impulsor, el motor y el máximo fomentador del i+d+i.

Mi hermana solo quiere ayudar, investigar y  salvar vidas. Pero en este país no le dejan.  Solo sufre trabas, recortes y más recortes. Así que  llega tarde de su doble jornada de trabajo arrastrando su pancarta y su resquicio de esperanza.

 

El viernes hay manifestación a las 12.00h, de c/ serrano 117 al ministerio de economía.

One thought on “mi hermana intenta investigar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *