Sin ambiente no hay creatividad

¿Quién no ha escuchado recientemente algún comentario sobre la importancia de la creatividad en las empresas? Antes de lanzarnos a la aventura de encontrar al ser más creativo de la galaxia, él que lleve a tu empresa a lo más alto, hay que ser consciente de que la creatividad no es ningún don divino que consigue eurekas.La creatividad es una cualidad que se  trabaja y que depende de muchos factores, uno de ellos es el ambiente.

Podrás conseguir  un genio, ¡pero cuidado! el ambiente de tu oficina puede llegar a destruir su mecanismo de generar ideas innovadoras, resolutivas o diferentes. Y acabará marchándose.  Si quieres fomentar la creatividad entre los empleados o si quieres que el fichaje estrella no acabe yéndose de patitas tenemos que prestar atención al ambiente (entre otras cosas…)

Sin un ambiente adecuado es dificil que aflore la creatividad en las oficinas. Con esto no quiero decir que sea necesario tener una oficina llena de futbolines, pizarras y sofas de pensar. No, no hace falta tener las instalaciones de google. Basta contar con un entorno dispuesto y concienciado de la importancia de la creatividad y de fomentarla.

La sensación de libertad para crear y para proponer es el ambiente que tenemos que conseguir que fluya por la empresa si queremos mejorar, innovar o diferenciarnos.

Este ambiente debe ser liderado por la dirección y trasladado a la rutina del día a día por los responsables de equipo. Estos tienen un ardua tarea en los ambientes españoles donde se arruga la frente ante nuevas ideas, se esquivan las propuestas o peor aún, están envenenados por el pasotismo, las rutinas o el miedo al error.

¿Qué podemos hacer?

Cambiar la cultura. Es necesario dejar atrás los ambientes que penalizan y apostar fuerte por implementar incentivos a las ideas.

Algunas ideas rápidas para mejorar la cultura de cara a la creatividad:

Tolerancia al error. De los errores se aprende. Probar y testar es casi obligatorio. No descartar ideas por miedo a fracasar o miedo a que no gusten.

Las propuestas se juzgan con criticas constructivas

Dedicar un periodo de tiempo a la innovación: propuestas, ideas, investigación

Evitar caer en tareas rutinarias todo el dia

Establecer incentivos a la participación: reconocimiento, concursos, premios…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *